Finanzas para no financieros - CHARMLIFECHARMLIFE

Finanzas para no financieros

Una guía para cuidar mejor tus finanzas personales este año

Por Bárbara Murra Reed

Seguramente ya empezaste el año con el pie derecho y estás cumpliendo tus propósitos de comer mejor y hacer ejercicio, pero ¿ya te preguntaste cómo mejorar tus finanzas personales?

Es igual de importante que llevar una vida saludable el llevar unas finanzas sanas, y probablemente por los días festivos que acaban de pasar te encuentres un poco endeudado/a o desorganizado/a en ese aspecto. No te preocupes, en este artículo te voy a compartir algunos tips para organizarte mejor y llevar tus finanzas personales de manera sana, así como algunos conceptos que debes saber para prepararte para el futuro.

  • Haz un presupuesto. Hacer una lista de los ingresos y gastos que tienes durante el mes te ayudará a identificar los gastos innecesarios que puedes recortar, hasta qué cantidad de dinero puedes gastar y cuánto puedes ahorrar.
  • Divide tus gastos fijos y variables, eficientiza y recorta. Los gastos fijos son los necesarios para vivir (renta, luz, agua, comida, etc) y los variables son los que no son necesarios para sobrevivir (restaurantes, bares, salón de belleza, cine, etc). Plantéate reducir los gastos variables para poder ahorrar y pagar tus deudas.
  • Paga tus tarjetas de crédito. Paga siempre antes de la fecha límite y paga el saldo completo, evita pagar sólo el pago mínimo ya que tu deuda seguirá creciendo por el cobro de intereses. Recuerda que no es dinero extra, es una obligación que si no pagas te generará un mal historial crediticio.
    • Descarga la App de tu banco en tu celular para llevar un mejor control.
    • Nunca compartas los datos de tu tarjeta con nadie.
  • No des el “tarjetazo”. Debes recordar que los bancos no tratan de ayudarte cuando te ofrecen crédito. Las tarjetas de crédito son una gran herramienta siempre y cuando se utilicen correctamente, no firmes a menos que tengas la certeza de poder pagar el monto total a tiempo.
  • Ahorra. Se recomienda ahorrar el 20% de nuestro sueldo, pero puedes ahorrar la cantidad que mejor se te acomode, procura que sea una cantidad fija y no lo que te sobra. Ahorrar es la mejor manera para protegernos contra imprevistos.
  • Ve por tu futuro. Haz aportaciones voluntarias en tu AFORE, esto te permitirá vivir de manera cómoda cuando dejes de trabajar.
  • Paga tus deudas. Siempre paga tus deudas antes de gastar en ti. Identifica, prioriza y comienza por las más grandes.
  • Nunca te endeudes para cubrir otras deudas. Es una bola de nieve de la que es muy difícil salir.
  • Invierte tu dinero. Es una buena manera para generar un capital extra. Busca y compara las opciones que mejor te convengan. Para empezar, te recomiendo invertir en CETES (Certificados de la Tesorería de la Federación) por su bajo nivel de riesgo.
  • Paga tus impuestos y haz tus declaraciones a tiempo. Si estás dado de alta en el SAT, recuerda hacer tus declaraciones los días 17 de cada mes y asegúrate de estar al corriente con tus pagos así evitas penalizaciones.

Aunque no todo en la vida es ahorrar, pues también hay que disfrutar y darnos nuestros lujos, estoy segura de que si sigues estos pasos lo podrás hacer de manera segura y te irás a dormir tranquila.

Ahora, si estás por emprender un negocio o trabajas como asalariado en una empresa es muy importante que te quites el miedo al famoso SAT y conozcas cómo funciona:

¿Qué es el SAT?

El Servicio de Administración Tributaria es un organismo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que se encarga de recaudar y administrar los impuestos y destinarlos a servicios y obras públicas.

¿Cómo Funciona?

Cuando empezamos a laborar de manera formal es necesario darnos de alta en el SAT y dependiendo de tu giro será el régimen fiscal, por ejemplo: si te dedicas a rentar departamentos, tu régimen fiscal será Arrendamiento de Inmuebles. Por otro lado, si trabajas en una empresa, automáticamente te darán de alta como asalariado y deberás presentar una declaración anual ante Hacienda.

¿Qué es el RFC y la e.firma?

El Registro Federal de Contribuyentes es una clave alfanumérica que te identifica ante el SAT y hasta que no generes ingresos no tendrás obligaciones fiscales. La e.firma o mejor conocida como FIEL, es un archivo digital que te identifica para realizar tus trámites ante el SAT, es única y segura y no debes compartirla con nadie.

Identifica cuáles de tus gastos son deducibles de impuestos y cuando hagas tu declaración anual, si tienes algún saldo a favor, puedes pedir la devolución de cierta cantidad de dinero. Espero te hayan servido estos tips y comiences a llevar tus finanzas personales de manera saludable.

“No ahorres lo que te quede después de gastar, gasta lo que te quede después de ahorrar.”

-Warren Buffett

Sigue a @finanzaslandia en Instagram para más tips sobre finanzas personales.

Bárbara Murra Reed

Imagen principal: Freepik

Share Button